Inicio Noticias Entrevista (II): La evolución de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y...

Entrevista (II): La evolución de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (II)

Author

Date

Category

Recogemos la II parte de la  Entrevista a Eduardo Vázquez Rodríguez en el newsletter de Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (I)

La evolución de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (II)

— ¿Cómo cree que ha evolucionado la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO) desde su fundación?

— La SEDCYDO ha evolucionado científicamente de una forma excelente gracias sobre todo a la generosidad profesional y docente de sus miembros. En estos momentos la SEDCYDO creo que ha alcanzado ya un nivel de madurez importante tanto a nivel organizativo como en la calidad de los contenidos que se imparten en sus reuniones científicas. Actualmente la SEDCYDO presenta una situación económica saneada y un nivel organizativo excelente gracias entre otras razones a la excelente secretaría técnica con la que contamos. Desde aquí quiero agradecer el importante esfuerzo que han realizado cada una de las Juntas Directivas que ha tenido la SEDCYDO durante sus 27 años de historia para que nuestra sociedad sea lo que es hoy en día. También querría agradecer a los grandes maestros nacionales e internacionales que han participado en las reuniones científicas de nuestra sociedad el haber compartido con nosotros su valiosa experiencia y su enorme talento profesional haciéndonos a todos mejores profesionales.

— ¿Cuál ha sido la evolución de la disfunción craneomandibular desde sus inicios en la patología y tratamiento de la articulación temporomandibular (ATM) hasta el momento actual?

— Nuestra sociedad nació principalmente de la mano de un grupo de profesionales que nos dedicábamos principalmente a la rehabilitación Oral. El análisis de los pacientes con patología de la ATM lo hacíamos principalmente a través del análisis de la oclusión de los pacientes y el análisis radiológico (no existía entonces la resonancia magnética). Así mismo el tratamiento se circunscribía principalmente al diseño de férulas oclusales (como la férula de Michigan) y a la rehabilitación de la oclusión de los pacientes en algunas ocasiones. Hoy en día son testimoniales los contenidos relacionados con la oclusión en la mayoría de reuniones científicas de la SEDCYDO. eso es debido a una mejor comprensión por parte de la comunidad científica internacional de los mecanismos fisiopatológicos de la disfunción craneomandibular y el dolor orofacial. La genética, las disfunciones neuroendocrinas, las alteraciones psicoemotivas, los mecanismos de sensibilización neuronal juegan un papel en la mayoría de ocasiones mucho más importante que las alteraciones oclusales en el desarrollo de estos trastornos. Dicho esto creo que es importante incluir en nuestro protocolo diagnóstico un análisis de la oclusión pero siendo siempre conscientes de que en un elevado porcentaje de casos la oclusión jugará un papel muy pequeño o inexistente en el desarrollo y evolución clínica de la patología de nuestros pacientes.

Esto es lo que promulgan las más prestigiosas sociedades científicas internacionales en este campo, esta es la “lex artis” actual en disfunción articulación temporomandibular y dolor orofacial.

Las filosofías profesionales basadas en la oclusión como factor causal principal de este tipo de trastornos temporomandibulares están obsoletas

— ¿Hacia qué dirección se orienta ahora y en el futuro esta especialidad odontológica en trastornos temporomandibulares, y de la SEDCYDO en particular?

— En el presente y mucho más en el futuro, el tratamiento de estos trastornos será eminentemente multidisciplinario debido en gran medida al componente multifactorial en la etiopatogenia de la disfunción craneomandibular y el dolor orofacial. este equipo tendrá que estar formado preferentemente por especialistas de la odontología, fisioterapia, psicología, medicina interna, neurología, otorrrinolaringología, cirugía oral y maxilofacial, y reumatología. Lo que es evidente es que en un equipo tan numeroso debe haber un profesional que coordine a todos los demás especialistas, y aquí pienso que el odontólogo especializado en disfunción craneomandibular y dolor orofacial es la persona más cualificada para hacerlo.
En cuanto a la SEDCYDO pienso que debe orientar cada vez más sus contenidos científicos hacia la medicina del dolor. Como ya he mencionada anteriormente el componente oclusal es cada vez más residual en el diagnóstico y tratamiento de la disfunción craneomandibular y el dolor orofacial y es por ello que la formación de los miembros de la seDCYDO debe ir dirigida hacia contenidos científicos vinculados con la odontología y la medicina del dolor. Hay quién piensa que esto le restará atractivo a las reuniones Científicas de la seDCYDO. Yo por el contrario pienso que se abre un nuevo horizonte dentro de nuestra especialidad en el síndrome de disfunción articulación temporomandibular, un horizonte enormemente estimulante y lleno de posibilidades.

En el presente y mucho más en el futuro, el tratamiento de estos trastornos temporomandibulares será eminentemente multidisciplinario

Continuar con la  III parte de la  Entrevista a Eduardo Vázquez Rodríguez en el newsletter de Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Entradas recientes