Inicio Noticias Entrevista (III): El futuro de la odontología en el campo de los...

Entrevista (III): El futuro de la odontología en el campo de los trastornos temporomandibulares

Author

Date

Category

Recogemos la III parte de la  Entrevista a Eduardo Vázquez Rodríguez en el newsletter de Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (I)

El futuro de la odontología en el campo de los trastornos temporomandibulares

— ¿Cuál es la cualidad que considera necesaria para que un odontólogo se especialice en la evaluación y tratamiento de los trastornos craneomandibulares?
— Un especialista en disfunción craneomandibular y dolor orofacial debe ser una persona con gran curiosidad científica, poseer una mente abierta, y ser muy empático con sus pacientes. en muchas ocasiones visitamos pacientes que llevan sufriendo dolor craneofacial desde hace muchos años, presentando por ello importantes alteraciones emocionales. Cada semana vemos llorar en nuestro centro a algún paciente debido al dolor y sufrimiento que les produce su enfermedad. en esta especialidad es fundamental ser una persona empática y afectuosa con tus pacientes. eso es a veces la parte más importante del tratamiento
Trabajar como especialista convierte el día a día en un reto profesional continuo lo que puede provocar que en algunas ocasiones te embargue una sensación de gran responsabilidad .

— ¿Qué le diría a un joven odontólogo que esté interesado en la evaluación y el tratamiento de los trastornos temporomandibulares?

— A un odontólogo joven que esté interesado en esta disciplina le diría que es una especialidad dura, que requiere muchas horas de estudio para poder poseer los conocimientos necesarios para diagnosticar y tratar a este tipo de pacientes con solvencia. también le diría que es fundamental poseer una gran curiosidad científica y una mente abierta. Le recomendaría alejarse durante su formación de aquellos profesionales que tengan una visión dogmática de esta disciplina y le animaría a hacerse miembro de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO) y posteriormente de la “european Academy of Craniomandibular Disorders”donde podrá compartir experiencias profesionales muy enriquecedoras con algunos de los mejores profesionales nacionales e internacionales en esta disciplina. Por último le diría que aunque la disfunción articulación temporomandibular y el dolor orofacial no es una de las disciplinas más rentables económicamente de la odontología, no existe nada más gratificante (y me atrevería a decir importante) que quitarle el dolor a nuestros pacientes. es a veces indescriptible la sensación de satisfacción profesional que te puede embargar cuando eres capaz de quitarle el dolor a un paciente que llevaba padeciéndolo durante años. Creo que nada para mi puede ser más satisfactorio profesionalmente.
En esta especialidad es fundamental ser una persona empática y afectuosa con tus pacientes.
Es a veces indescriptible la sensación de satisfacción profesional que te puede embargar cuando eres capaz de quitarle el dolor a un paciente que llevaba padeciéndolo durante años.

— ¿Cree posible trabajar en exclusiva como especialista en odontología?

— En la actualidad es enormemente complicado trabajar como especialista de cualquier disciplina odontológica debido al aumento indiscriminado del número de dentistas en españa y a la proliferación de centros odontológicos multidisciplinares donde se intenta ofrecer al paciente una oferta global en salud bucodental. No obstante creo que el especialista siempre tendrá su pequeño espacio dentro del actual contexto profesional ya que en algunas ocasiones será necesario requerir de sus servicios para resolver los casos más complicados. Mi hijo (Dr. eduardo Vázquez Delgado) y yo hemos observado un aumento progresivo durante los últimos años de la complejidad de los casos clínicos de este síndrome de disfunción articulación temporomandibular que los compañeros nos remiten a nuestro centro. esto se debe sin duda a que en muchos casos el odontólogo general es capaz de resolver los casos de leve o moderada complicación refiriendo por lo tanto al especialista normalmente los casos de elevada dificultad. esto convierte el día a día en nuestra consulta en un reto profesional continuo lo que puede provocar que en algunas ocasiones te embargue una sensación de gran responsabilidad. No obstante esto también hace que nuestro trabajo sea enormemente estimulante.

 

 

Entradas recientes