Numerosos estudios han establecido algún tipo de vínculo entre distintas alteraciones psicológicas (depresión y ansiedad) y la disfunción de la articulación temporomandibular (ATM), un cuadro de dolor mandibular que puede afectar tanto a los músculos craneomandibulares como a la ATM en si.

Un ejemplo de dicha relación es un estudio realizado por investigadores alemanes que incluyó a más de 4,000 pacientes y que constato que los síntomas depresivos estaban más relacionados con el dolor de ATM que con el dolor muscular, mientras que los síntomas de ansiedad estaban más relacionados con el dolor muscular temporomandibular.

Consecuentemente, el dolor de ATM puede ser un síntoma físico de depresión o ansiedad, según estos investigadores. Así mismo, este estudio pone de manifiesto que la depresión y la ansiedad podrían conducir a una mayor actividad en los músculos de la mandíbula causando dolor mandibular.

También es posible que los desequilibrios químicos en los cerebros de las personas con depresión y ansiedad puedan conducir a un procesamiento anormal de la sensación de dolor temporomandibular.

En el Instituto Craneomandibular contamos con un equipo multidisciplinario, único en España, que incluye entre otros profesionales a especialistas en psicología clínica y neurología para el diagnostico y tratamiento, si fuera necesario, de las alteraciones psicoemotivas de nuestros pacientes.

Esto nos permite proporcionar un tratamiento personalizado a las necesidades individuales de nuestros pacientes posibilitandonos el abordaje eficaz de los casos de disfunción craneomandibular y dolor orofacial más complejos.