Las neuralgias bucales y faciales pueden provocar una alteración muy importante en la calidad de vida de los pacientes y sus familias. Con frecuencia los pacientes con esta enfermedad suelen tener dificultades para concentrarse y una falta de energía y/o sueño constante durante el día. En algunas ocasiones incluso el dolor puede dificultar a los pacientes realizar actividades cotidianas como hablar o incluso comer ya que el contacto de la comida sobre las mucosas de la boca provoca un aumento muy considerable del dolor.

Es habitual que como consecuencia de todo ello las personas que padecen neuralgias bucales y faciales y sus familiares presenten un estado emocional alterado con altos niveles de estrésdepresión y/o ansiedad en algunos casos. No hay nada más frustrante para un familiar que la sensación de no poder ayudar a un ser querido que sufre. En estos casos el INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR proporciona a nuestros pacientes y sus familiares (si lo estiman oportuno) tratamiento psicológico de soporte con el objetivo de que aprendan técnicas de control emocional para un mejor control del dolor. Esto en la mayoría de casos mejora enormemente los resultados globales del tratamiento.

¿Cómo influyen las neuralgias bucales y faciales en los pacientes y sus familiares?
Califica este post