Preguntas frecuentes

Líderes en el campo del dolor orofacial

En nuestro equipo contamos con el único “especialista” a nivel nacional, Dr. Eduardo Vázquez Delgado, que ha realizado una residencia universitaria de 3 años de duración en los EEUU en un departamento de dolor orofacial (el Orofacial Pain Center de la University of Kentucky, uno de los centros más prestigiosos del mundo en el campo del dolor orofacial). Esto nos permite proporcionar a nuestros pacientes una calidad asistencial de primera línea mundial.

¿Cómo se tratan?

El tratamiento principal de las neuralgias bucales y faciales es el farmacológico empleándose fármacos de acción central como tratamiento de primera elección en la mayoría de casos (fármacos que bloquean el dolor a nivel del sistema nervioso central). Este tipo de medicación presenta una efectividad y efectos secundarios variable en función de cada paciente (un fármaco que funciona en un paciente no tiene porque funcionar en otro y viceversa). Para evitar este problema hemos incluido en nuestro protocolo de tratamiento un análisis genético que nos permite identificar la medicación y la dosis más adecuada para cada paciente de forma personal y más segura. El análisis se realiza a partir de una muestra de saliva, por lo que el proceso es fácil e indoloro. Esto nos permite reducir el tiempo de búsqueda del tratamiento más eficaz y, en consecuencia, realizar un tratamiento personalizado en base al perfil farmacogenético del paciente minimizando al máximo la aparición de efectos secundarios.

Este protocolo terapéutico permite al INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR permanecer en nuestro país a la vanguardia en el tratamiento del dolor orofacial

Es importante mencionar que en casos aislados algunos pacientes pueden necesitar tratamientos de neurocirugía para controlar su neuralgia bucal y facial. Esto se debe normalmente a una mala respuesta al tratamiento farmacológico (cosa muy poco habitual mediante la utilización de un análisis genético previo). La neurocirugía puede presentar, dependiendo de la técnica, efectos secundarios severos por lo que debe utilizarse normalmente como último recurso.

¿Cómo influyen las neuralgias bucales y faciales en los pacientes y sus familiares?

Las neuralgias bucales y faciales pueden provocar una alteración muy importante en la calidad de vida de los pacientes y sus familias. Con frecuencia los pacientes con esta enfermedad suelen tener dificultades para concentrarse y una falta de energía y/o sueño constante durante el día. En algunas ocasiones incluso el dolor puede dificultar a los pacientes realizar actividades cotidianas como hablar o incluso comer ya que el contacto de la comida sobre las mucosas de la boca provoca un aumento muy considerable del dolor.

Es habitual que como consecuencia de todo ello las personas que padecen neuralgias bucales y faciales y sus familiares presenten un estado emocional alterado con altos niveles de estrésdepresión y/o ansiedad en algunos casos. No hay nada más frustrante para un familiar que la sensación de no poder ayudar a un ser querido que sufre. En estos casos el INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR proporciona a nuestros pacientes y sus familiares (si lo estiman oportuno) tratamiento psicológico de soporte con el objetivo de que aprendan técnicas de control emocional para un mejor control del dolor. Esto en la mayoría de casos mejora enormemente los resultados globales del tratamiento.

¿Existe más de un tipo de neuralgia?

Fundamentalmente existen dos tipos de neuralgias: las neuralgias episódicas y lasneuralgias continuas. Habitualmente existe la creencia de que los pacientes con neuralgias faciales y bucales padecen siempre dolores breves (segundos de duración), de tipo eléctrico y/o punzante, y de elevada intensidad. A este tipo de neuralgia se la llama neuralgia del trigémino.

Existe también otro tipo de neuralgias en la zona facial y bucal que provocan a diferencia de la neuralgia del trigémino un dolor constante o casi constante, y de intensidad inferior (el dolor suele ser de menor intensidad a primera hora de la mañana y empeora a lo largo del día). Los pacientes suelen describir habitualmente este tipo de dolor como opresivo (como una pesadez), y/o quemante. En algunos casos estos pacientes pueden presentar además alteraciones de la sensibilidad (hormigueo, sensación de acorchamiento) en la zona dolorosa. Algunos ejemplos de neuralgias continuas son la anestesia dolorosa (dolor en una zona que se nota anestesiada), el dolor facial atípico, y el síndrome de boca ardiente (quemazón inexplicable en toda la boca).

Es importante mencionar que en algunas ocasiones los pacientes pueden padecer ambos tipos de neuralgias simultáneamente. Esto es relativamente frecuente en aquellas neuralgias causadas por lesiones de un nervio durante procedimientos quirúrgicos (ej. lesión del nervio dentario durante la extracción de la muela de juicio).

¿Qué es una neuralgia?

Las neuralgias bucales y/o faciales se producen como consecuencia de un mal funcionamiento del sistema nervioso del paciente y son consecuencia en muchos casos de lesiones nerviosas ocasionadas durante procedimientos quirúrgicos en la boca (ej. lesión del nervio dentario durante la extracción de la muela de juicio). Estas lesiones dependiendo de su gravedad pueden dejar secuelas de por vida. Así mismo es importante mencionar que en algunos casos las neuralgias bucales y faciales pueden aparecer de forma espontánea sin que aparentemente se haya producido una lesión en el sistema nervioso del paciente (dolor facial atípico).

 

¿Cómo se trata el Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular?

La elaboración de un plan de tratamiento de un paciente con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular debe basarse en un exhaustivo estudio del estado mandibular, craneal, cervical, y de salud general del paciente. Así mismo es necesario en algunas ocasiones la realización de pruebas y estudios complementarios como análisis de sangre, radiografías, y resonancia magnética por mencionar algunos ejemplos.

Es importante mencionar que raramente un solo tipo de tratamiento (ej. fisioterapia) es suficiente para tratar este tipo de patología siendo indispensable por lo tanto la colaboración entre varios especialistas (odontólogo, fisioterapeuta, psicólogo, otorrino, neurólogo,…) para poder ofrecer al paciente un plan de tratamiento eficaz e individualizado a sus necesidades. El INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR, centro a la vanguardia de la Patología de la ATM y el Dolor Orofacial en España, ofrece a sus pacientes un servicio médico único en todo el territorio nacional para el tratamiento del Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular.

Algunos de los tratamientos que ofrecemos a nuestros pacientes son:

Férulas de descarga. La férula de descarga, también llamada férula mio-relajante, es un dispositivo de material acrílico que el paciente se coloca sobre los dientes superiores o inferiores (ocasionalmente ambos) principalmente durante el sueño (aunque también en algunos casos se puede utilizar cuando el paciente está despierto). Desgraciadamente durante los últimos años ha existido un abuso muy importante de este tipo de aparatos por parte de profesionales poco cualificados dando la impresión generalizada de que todas las férulas son iguales y se usan para tratar cualquier problema de ATM. La férula de descarga es un dispositivo muy útil siempre que se diseñe de forma adecuada y a medida de cada paciente y su disfunción de ATM. Una férula mal diseñada puede empeorar con enorme facilidad y de forma muy severa la disfunción de ATM del paciente.

Fisioterapia ATM. La fisioterapia de la ATM es un tratamiento manual de gran utilidad en un gran número de pacientes con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular. Este tipo de fisioterapia no obstante presenta particularidades que hacen aconsejable que únicamente la realicen profesional es altamente cualificados y experimentados. Una fisioterapia inadecuada a la disfunción de ATM del paciente puede provocar con gran facilidad un empeoramiento del cuadro clínico. Nuestro centro cuenta con uno de los equipos de profesionales con más experiencia y formación en fisioterapia de la ATM de todo el territorio nacional. Así mismo somos pioneros en España en fisioterapia post-operatoria de la ATM.

Infiltraciones. Las infiltraciones (en la ATM o en el zona cráneo-cervical) pueden ser muy útiles en el tratamiento de pacientes con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular y/o con dolor orofacial. La utilización de sustancias regeneradoras de las articulaciones como el Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF-Endoret)ha supuesto un avance médico revolucionario en el tratamiento de las patologías degenerativas y/o inflamatorias de la ATM. Así mismo en algunas ocasiones y dependiendo del tipo de patología se pueden utilizar otras sustancias como los anestésicos, los corticoides, y/o la toxina botulínica (Botox®) para el tratamiento del dolor orofacial.

Técnicas de control de la tensión mandibular. La relajación y reducción del estrés diario es una de las mejores formas de ayudar a los músculos y articulaciones de la mandíbula y la zona cervical a recuperarse. El uso del bio-feedback mandibular, un dispositivo que permite al paciente el aprendizaje de distintas técnicas de autorelajación, es de gran utilidad en el tratamiento de la mayoría de cuadros musculares mandibulares.

Ortodoncia y prótesisEn algunos casos, la ortodoncia y/o la prótesis bucal es necesaria para corregir una maloclusión (mordida inadecuada del paciente) que pudiera estar originando un Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular. Este tipo de tratamientos, ya de por si difíciles en pacientes sin problemas mandibulares, se vuelven extremadamente complicados cuando existen alteraciones en la función mandibular por lo que solo deben ser realizados por profesionales altamente cualificados.

Farmacoterapia. En algunas ocasiones es necesario recetar medicaciones como por ejemplo analgésico y antiinflamatorios para tratar el Síndrome de Dolor Disfunción Temporomandibular. Estas medicaciones suelen ayudar al paciente a controlar sus molestias mientras otro tipo de tratamientos resuelven el problema de una forma más definitiva. Así mismo en las neuralgias bucales y faciales se emplean fármacos de acción central como tratamiento de primera elección en la mayoría de casos (fármacos que bloquean el dolor a nivel del sistema nerviosos central). Para estos pacientes hemos incluido en nuestro protocolo de tratamiento un análisis genéticoque nos permite identificar la medicación y la dosis más adecuada para cada paciente de forma personal y más segura. El análisis se realiza a partir de una muestra de saliva, por lo que el proceso es fácil e indoloro. Esto nos permite reducir el tiempo de búsqueda del tratamiento más eficaz y, en consecuencia, realizar un tratamiento personalizado en base al perfil farmacogenético del paciente minimizando al máximo la aparición de efectos secundarios.

Todo esto permite a nuestro centro permanecer en nuestro país a la vanguardia en el tratamiento del dolor orofacial.

Cirugía de la ATM. Normalmente no es necesario el uso de la cirugía en el tratamiento del Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular siempre que este se diagnostique y trate adecuadamente y a tiempo. La cirugía de la ATM solo debe considerarse en aquellos casos en los que el tratamiento conservador (férulas de descarga, fisioterapia,…) no es posible o no ha obtenido los resultados esperados. Es importante remarcar que el empleo de técnicas quirúrgicas inadecuadas, realizadas por profesionales con experiencia limitada, y con un protocolo de fisioterapia post-operatoria inadecuado, puede ocasionar con suma facilidad secuelas graves e irreversibles en el funcionamiento mandibular del paciente (por ejemplo dolor crónico y/o limitación de los movimientos de la mandíbula). Nuestro centro dispone de un equipo de profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional para, en caso de ser necesario, realizar las técnicas quirúrgicas y de fisioterapia postoperatoria más avanzadas en el tratamiento del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular?

El Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular puede presentar síntomas muy variados que hacen necesario en la mayoría de ocasiones la colaboración de distintos especialistas para su correcto diagnóstico (odontólogo, fisioterapeuta, psicólogo,…). Así mismo, para obtener un diagnóstico rápido y certero es necesario que el trabajo de todos estos especialistas este coordinado por un odontólogo especializado en patología de la ATM y dolor orofacial.

Antes de iniciar cualquier tratamiento es imprescindible realizar un exhaustivo estudio mandibular, craneal, cervical, y de salud general del paciente para determinar el alcance exacto del problema y poder diseñar a continuación un plan de tratamiento individualizado a sus necesidades (por ejemplo el tipo y diseño de la férula de descarga, el programa de fisioterapia mandibular,…).

Un diagnóstico rápido y preciso es imprescindible para evitar en muchas ocasiones la cronificación y empeoramiento del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular que puede provocar en algunos casos secuelas de por vida en la función mandíbular del paciente.

¿Qué es el Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular (ATM)?

El Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular son un grupo de enfermedades relacionadas con las articulaciones de la mandíbula, su musculatura, y las estructuras asociadas a ambas. Es una de las causas más frecuentes de dolor de cabeza en el ser humano.

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular?

La causa exacta del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular es desconocida. No obstante, distintos factores como el apretamiento y rechinamiento de los dientes (bruxismo), los traumatismos en la mandíbula, un encaje incorrecto de los dientes, la artrosis, el estrés, y la predisposición genética (es 3 veces más frecuente en las mujeres) pueden contribuir a desarrollar este Síndrome.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular?

El Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular puede presentar síntomas muy variados que hacen necesario en la mayoría de ocasiones la colaboración de distintos especialistas para su correcto diagnóstico (odontólogo, fisioterapeuta, psicólogo,…). Así mismo, para obtener un diagnóstico rápido y certero es necesario que el trabajo de todos estos especialistas este coordinado por un odontólogo especializado en patología de la ATM y dolor orofacial.

Antes de iniciar cualquier tratamiento es imprescindible realizar un exhaustivo estudio mandibular, craneal, cervical, y de salud general del paciente para determinar el alcance exacto del problema y poder diseñar a continuación un plan de tratamiento individualizado a sus necesidades (por ejemplo el tipo y diseño de la férula de descarga, el programa de fisioterapia mandibular,…).

Un diagnóstico rápido y preciso es imprescindible para evitar en muchas ocasiones la cronificación y empeoramiento del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular que puede provocar en algunos casos secuelas de por vida en la función mandíbular del paciente.

¿Cómo se trata el Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular?

La elaboración de un plan de tratamiento de un paciente con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular debe basarse en un exhaustivo estudio del estado mandibular, craneal, cervical, y de salud general del paciente. Así mismo es necesario en algunas ocasiones la realización de pruebas y estudios complementarios como análisis de sangre, radiografías, y resonancia magnética por mencionar algunos ejemplos.

Es importante mencionar que raramente un solo tipo de tratamiento (ej. fisioterapia) es suficiente para tratar este tipo de patología siendo indispensable por lo tanto la colaboración entre varios especialistas (odontólogo, fisioterapeuta, psicólogo, otorrino, neurólogo,…) para poder ofrecer al paciente un plan de tratamiento eficaz e individualizado a sus necesidades. El INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR, centro a la vanguardia de la Patología de la ATM y el Dolor Orofacial en España, ofrece a sus pacientes un servicio médico único en todo el territorio nacional para el tratamiento del Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular.

Algunos de los tratamientos que ofrecemos a nuestros pacientes son:

Férulas de descarga. La férula de descarga, también llamada férula mio-relajante, es un dispositivo de material acrílico que el paciente se coloca sobre los dientes superiores o inferiores (ocasionalmente ambos) principalmente durante el sueño (aunque también en algunos casos se puede utilizar cuando el paciente está despierto). Desgraciadamente durante los últimos años ha existido un abuso muy importante de este tipo de aparatos por parte de profesionales poco cualificados dando la impresión generalizada de que todas las férulas son iguales y se usan para tratar cualquier problema de ATM. La férula de descarga es un dispositivo muy útil siempre que se diseñe de forma adecuada y a medida de cada paciente y su disfunción de ATM. Una férula mal diseñada puede empeorar con enorme facilidad y de forma muy severa la disfunción de ATM del paciente.

Fisioterapia ATM. La fisioterapia de la ATM es un tratamiento manual de gran utilidad en un gran número de pacientes con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular. Este tipo de fisioterapia no obstante presenta particularidades que hacen aconsejable que únicamente la realicen profesional es altamente cualificados y experimentados. Una fisioterapia inadecuada a la disfunción de ATM del paciente puede provocar con gran facilidad un empeoramiento del cuadro clínico. Nuestro centro cuenta con uno de los equipos de profesionales con más experiencia y formación en fisioterapia de la ATM de todo el territorio nacional. Así mismo somos pioneros en España en fisioterapia post-operatoria de la ATM.

Infiltraciones. Las infiltraciones (en la ATM o en el zona cráneo-cervical) pueden ser muy útiles en el tratamiento de pacientes con Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular y/o con dolor orofacial. La utilización de sustancias regeneradoras de las articulaciones como el Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF-Endoret)ha supuesto un avance médico revolucionario en el tratamiento de las patologías degenerativas y/o inflamatorias de la ATM. Así mismo en algunas ocasiones y dependiendo del tipo de patología se pueden utilizar otras sustancias como los anestésicos, los corticoides, y/o la toxina botulínica (Botox®) para el tratamiento del dolor orofacial.

Técnicas de control de la tensión mandibular. La relajación y reducción del estrés diario es una de las mejores formas de ayudar a los músculos y articulaciones de la mandíbula y la zona cervical a recuperarse. El uso del bio-feedback mandibular, un dispositivo que permite al paciente el aprendizaje de distintas técnicas de autorelajación, es de gran utilidad en el tratamiento de la mayoría de cuadros musculares mandibulares.

Ortodoncia y prótesisEn algunos casos, la ortodoncia y/o la prótesis bucal es necesaria para corregir una maloclusión (mordida inadecuada del paciente) que pudiera estar originando un Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular. Este tipo de tratamientos, ya de por si difíciles en pacientes sin problemas mandibulares, se vuelven extremadamente complicados cuando existen alteraciones en la función mandibular por lo que solo deben ser realizados por profesionales altamente cualificados.

Farmacoterapia. En algunas ocasiones es necesario recetar medicaciones como por ejemplo analgésico y antiinflamatorios para tratar el Síndrome de Dolor Disfunción Temporomandibular. Estas medicaciones suelen ayudar al paciente a controlar sus molestias mientras otro tipo de tratamientos resuelven el problema de una forma más definitiva. Así mismo en las neuralgias bucales y faciales se emplean fármacos de acción central como tratamiento de primera elección en la mayoría de casos (fármacos que bloquean el dolor a nivel del sistema nerviosos central). Para estos pacientes hemos incluido en nuestro protocolo de tratamiento un análisis genéticoque nos permite identificar la medicación y la dosis más adecuada para cada paciente de forma personal y más segura. El análisis se realiza a partir de una muestra de saliva, por lo que el proceso es fácil e indoloro. Esto nos permite reducir el tiempo de búsqueda del tratamiento más eficaz y, en consecuencia, realizar un tratamiento personalizado en base al perfil farmacogenético del paciente minimizando al máximo la aparición de efectos secundarios.

Todo esto permite a nuestro centro permanecer en nuestro país a la vanguardia en el tratamiento del dolor orofacial.

Cirugía de la ATM. Normalmente no es necesario el uso de la cirugía en el tratamiento del Síndrome Disfunción Articulación Temporomandibular siempre que este se diagnostique y trate adecuadamente y a tiempo. La cirugía de la ATM solo debe considerarse en aquellos casos en los que el tratamiento conservador (férulas de descarga, fisioterapia,…) no es posible o no ha obtenido los resultados esperados. Es importante remarcar que el empleo de técnicas quirúrgicas inadecuadas, realizadas por profesionales con experiencia limitada, y con un protocolo de fisioterapia post-operatoria inadecuado, puede ocasionar con suma facilidad secuelas graves e irreversibles en el funcionamiento mandibular del paciente (por ejemplo dolor crónico y/o limitación de los movimientos de la mandíbula). Nuestro centro dispone de un equipo de profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional para, en caso de ser necesario, realizar las técnicas quirúrgicas y de fisioterapia postoperatoria más avanzadas en el tratamiento del Síndrome de Disfunción Articulación Temporomandibular.

¿Qué es una neuralgia?

Las neuralgias bucales y/o faciales se producen como consecuencia de un mal funcionamiento del sistema nervioso del paciente y son consecuencia en muchos casos de lesiones nerviosas ocasionadas durante procedimientos quirúrgicos en la boca (ej. lesión del nervio dentario durante la extracción de la muela de juicio). Estas lesiones dependiendo de su gravedad pueden dejar secuelas de por vida. Así mismo es importante mencionar que en algunos casos las neuralgias bucales y faciales pueden aparecer de forma espontánea sin que aparentemente se haya producido una lesión en el sistema nervioso del paciente (dolor facial atípico).

 

¿Existe más de un tipo de neuralgia?

Fundamentalmente existen dos tipos de neuralgias: las neuralgias episódicas y lasneuralgias continuas. Habitualmente existe la creencia de que los pacientes con neuralgias faciales y bucales padecen siempre dolores breves (segundos de duración), de tipo eléctrico y/o punzante, y de elevada intensidad. A este tipo de neuralgia se la llama neuralgia del trigémino.

Existe también otro tipo de neuralgias en la zona facial y bucal que provocan a diferencia de la neuralgia del trigémino un dolor constante o casi constante, y de intensidad inferior (el dolor suele ser de menor intensidad a primera hora de la mañana y empeora a lo largo del día). Los pacientes suelen describir habitualmente este tipo de dolor como opresivo (como una pesadez), y/o quemante. En algunos casos estos pacientes pueden presentar además alteraciones de la sensibilidad (hormigueo, sensación de acorchamiento) en la zona dolorosa. Algunos ejemplos de neuralgias continuas son la anestesia dolorosa (dolor en una zona que se nota anestesiada), el dolor facial atípico, y el síndrome de boca ardiente (quemazón inexplicable en toda la boca).

Es importante mencionar que en algunas ocasiones los pacientes pueden padecer ambos tipos de neuralgias simultáneamente. Esto es relativamente frecuente en aquellas neuralgias causadas por lesiones de un nervio durante procedimientos quirúrgicos (ej. lesión del nervio dentario durante la extracción de la muela de juicio).

¿Cómo se tratan?

El tratamiento principal de las neuralgias bucales y faciales es el farmacológico empleándose fármacos de acción central como tratamiento de primera elección en la mayoría de casos (fármacos que bloquean el dolor a nivel del sistema nervioso central). Este tipo de medicación presenta una efectividad y efectos secundarios variable en función de cada paciente (un fármaco que funciona en un paciente no tiene porque funcionar en otro y viceversa). Para evitar este problema hemos incluido en nuestro protocolo de tratamiento un análisis genético que nos permite identificar la medicación y la dosis más adecuada para cada paciente de forma personal y más segura. El análisis se realiza a partir de una muestra de saliva, por lo que el proceso es fácil e indoloro. Esto nos permite reducir el tiempo de búsqueda del tratamiento más eficaz y, en consecuencia, realizar un tratamiento personalizado en base al perfil farmacogenético del paciente minimizando al máximo la aparición de efectos secundarios.

Este protocolo terapéutico permite al INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR permanecer en nuestro país a la vanguardia en el tratamiento del dolor orofacial

Es importante mencionar que en casos aislados algunos pacientes pueden necesitar tratamientos de neurocirugía para controlar su neuralgia bucal y facial. Esto se debe normalmente a una mala respuesta al tratamiento farmacológico (cosa muy poco habitual mediante la utilización de un análisis genético previo). La neurocirugía puede presentar, dependiendo de la técnica, efectos secundarios severos por lo que debe utilizarse normalmente como último recurso.

¿Cómo influyen las neuralgias bucales y faciales en los pacientes y sus familiares?

Las neuralgias bucales y faciales pueden provocar una alteración muy importante en la calidad de vida de los pacientes y sus familias. Con frecuencia los pacientes con esta enfermedad suelen tener dificultades para concentrarse y una falta de energía y/o sueño constante durante el día. En algunas ocasiones incluso el dolor puede dificultar a los pacientes realizar actividades cotidianas como hablar o incluso comer ya que el contacto de la comida sobre las mucosas de la boca provoca un aumento muy considerable del dolor.

Es habitual que como consecuencia de todo ello las personas que padecen neuralgias bucales y faciales y sus familiares presenten un estado emocional alterado con altos niveles de estrésdepresión y/o ansiedad en algunos casos. No hay nada más frustrante para un familiar que la sensación de no poder ayudar a un ser querido que sufre. En estos casos el INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR proporciona a nuestros pacientes y sus familiares (si lo estiman oportuno) tratamiento psicológico de soporte con el objetivo de que aprendan técnicas de control emocional para un mejor control del dolor. Esto en la mayoría de casos mejora enormemente los resultados globales del tratamiento.

Somos líderes en el campo del dolor orofacial

En nuestro equipo contamos con el único “especialista” a nivel nacional, Dr. Eduardo Vázquez Delgado, que ha realizado una residencia universitaria de 3 años de duración en los EEUU en un departamento de dolor orofacial (el Orofacial Pain Center de la University of Kentucky, uno de los centros más prestigiosos del mundo en el campo del dolor orofacial). Esto nos permite proporcionar a nuestros pacientes una calidad asistencial de primera línea mundial.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en "política de cookies" . Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar