Dolor neuropático orofacial

Multitud de pacientes que experimentan frecuentes dolores de cabeza, sin que encuentren un diagnóstico claro, pueden estar experimentando dolor neuropático orofacial.

El sistema nervioso puede dividirse en la sistema central, cerebro y espina dorsal, y sistema periférico, que incluye los nervios que van a diferentes partes del cuerpo. Los nervios del dolor realizan su vuelta a la espina dorsal, donde conectan con un segundo nervio que va de esta al cerebro, donde la información es procesada. En el cerebro, un tercer nervio continúa llevando el mensaje a otras partes del cerebro, donde se interpreta como dolor.

Cuando un nervio periférico está dañado, por ejemplo porque un diente tenga el nervio dañado y se genere un dolor en la raíz, sería de esperar que en unos días el dolor mitigara. Sin embargo, en algunos casos este dolor neuropático puede extenderse durante meses e incluso años.

Evidencias científicas han demostrado que, cuando un nervio es dañado, pueden generarse cambios permanentes en el área donde fue dañado o en el área en el que se encuentra con la espina dorsal, y en la cadena de nervios que va al cerebro. Incluso se pueden generar cambios en el sistema nervioso central, según han mostrado ciertas investigaciones, por el fenómeno de la plasticidad.

Por consiguiente, el sistema nervioso puede llegar a interpretar estímulos no dolorosos como si lo fueran. Así, los pacientes refieren desde dolores neuropáticos que aparecen por sí solos, o que la luz o el frío, pues cada caso es diferente.

Para el diagnóstico del dolor orofacial neuropático el especialista realizará valoraciones de tipo manual, tocando diferentes zonas de la cabeza y el cuello así como test de tipo neurológico. Posteriormente se pueden realizar otros pruebas diagnósticas como resonancias magnéticas (RM), tomografías asistidas por ordenador (TC) para descartar que no haya otros factores generadores del dolor neuropático. Para determinar si el dolor es periférico o central pueden realizarse inyecciones diagnósticas, para investigar qué efecto tiene por ejemplo entumecer los nervios del sistema periférico sobre el dolor.

En todo caso, será el especialista en dolor orofacial quien determine el tipo de pruebas diagnósticas y el posterior plan de tratamiento.

El INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR está formado por un grupo multidisciplinar de especialistas de reconocido prestigio internacional, que con la ayuda de los últimos avances médicos y hospitalarios, ofrece una solución integral a la patología mandibular y cráneo-cérvico-facial.

En concreto somos líderes en el campo del Dolor Orofacial. Nuestro equipo médico cuenta con el único “especialista” a nivel nacional que ha realizado una residencia universitaria (de 3 años de duración) en los EEUU en el campo del Dolor Orofacial en la disfunción articulación temporomandibular.

Contacte con el INSTITUTO CRANEOMANDIBULAR, especialistas en Patología de la ATM y Dolor Orofacial, y estaremos encantados de estudiar su caso.