Las neuralgias bucales y/o faciales se producen como consecuencia de un mal funcionamiento del sistema nervioso del paciente y son consecuencia en muchos casos de lesiones nerviosas ocasionadas durante procedimientos quirúrgicos en la boca (ej. lesión del nervio dentario durante la extracción de la muela de juicio). Estas lesiones dependiendo de su gravedad pueden dejar secuelas de por vida. Así mismo es importante mencionar que en algunos casos las neuralgias bucales y faciales pueden aparecer de forma espontánea sin que aparentemente se haya producido una lesión en el sistema nervioso del paciente (dolor facial atípico).